RYM-Blog

En RYM lo importante son ellos

Mantén a tu perro seguro este Invierno

Nana invierno
Hace nada estábamos disfrutando del calor del verano… y ¡ya llegó el frío invierno!

No sólo los seres humanos deben guardar precauciones en esta época del año, los animales también son sensibles a las bajas temperaturas. Las atenciones en clínicas veterinarias aumentan casi un 30% debido a las bajas temperaturas, que provocan, principalmente, enfermedades respiratorias.

En esta época es necesario proporcionar una serie de cuidados especiales a nuestros perros para mantenerlos saludables.

  1. Los cachorros y los animales de edad avanzada son los que requieren mayor atención, pues sus sistemas de regulación térmica no funcionan al 100%.

    En el caso de los cachorros, aún no están desarrollados, ni poseen suficiente cobertura de grasa y, en el caso de los mayores, no tienen la habilidad de elevar sus cuerpos a la temperatura corporal suficiente cuando son trasladados de un ambiente cálido a un ambiente frío, además, normalmente tienen menos masa muscular, lo que hace que la respuesta de temblar sea menos efectiva. Estos perros requieren protección adicional y una nutrición mayor a la de los perros adultos.

  2. No dejes a tu perro fuera sin supervisión y sin un refugio acondicionado para resguardarse del frío. El hecho de que tu perro tenga pelo, no quiere decir que pueda soportar el frío. Sí bien es cierto que algunas razas de perro como los Nórdicos (Husky, Malamute, …) se adaptan mejor al clima frío, todos los perros deben tener acceso a un refugio cálido en todo momento.

    Los perros son animales sociales por naturaleza y crecen mejor teniendo una vida activa, como miembro de una unidad familiar. Estar solos es una condición antinatural para ellos. Tienen necesidad de socializar, de ver mundo y conocer a otros perros y personas.

    Un perro es más feliz si se le permite vivir y crecer en el hogar de su dueño y recibir el amor y compañerismo necesario.

    Sin embargo, sí tu perro debe vivir al aire libre, debes proporcionarle un refugio climatizado y adecuado para poder soportar estas temperaturas. Se recomiendan casetas que no sean muy amplias, para evitar pérdidas de calor emitidas por el propio cuerpo del perro, qué estén hechas de madera y goma cómo aislante para que aporten más calor a la estancia y se protejan frente a la humedad.

  3. Cada raza necesita una serie de atenciones. Los perros pequeños o los que tienen poco o nada de pelo, deben tener suéteres o abrigos para protegerlos del frío. (Chihuahua, Pincher, Whippets, Galgos, Bóxer, Dálmatas, … )

    Los que tengan pelo abundante y largo (Nórdicos, Pastor Alemán, Mastines, …) estarán más protegidos contra el frío, pero no quiere decir que no haya que tomar precauciones con ellos. Es común que en esta época del año, este tipo de razas pierda gran cantidad de su pelaje, se les reseque la piel, tengan nudos, … por lo que es recomendable cepillarlos más a menudo, lo cual reactivará la circulación sanguínea del cuero cabelludo.

  4. Otra cosa a tener en cuenta durante el invierno es la alimentación. Con el frío, el perro necesitará, mayor cantidad de energía, por lo tanto, es necesario hacer un aumento en la ración de su dieta. Además, es indispensable que disponga de agua limpia y fresca sin medida, sin importar que las temperaturas sean muy bajas. – asegúrese de que el agua no se congela durante esta época del año . Contrariamente a lo que algunos piensan, los animales no saben cómo romper el hielo. Bols de las mascotas con calefacción, son una solución para las gélidas temperaturas, están disponibles en acero inoxidable o plástico.

  5. ¡Cuidado con la humedad! Sí el perro se moja por las lluvias, las heladas ó las nevadas, debes secarlo inmediatamente con una toalla ó secador, para evitar enfermedades en la piel ó tracto respiratorio.

    Todas las dolencias del aparato locomotor, tales como artritis o artrosis, empeoran con el frío y la humedad. En estos casos el dolor se intensifica y dificulta su movilidad, lo que provoca parálisis y obesidad que, a su vez, empeoran los problemas artríticos.

    La artritis puede aparecer en animales jóvenes, pero es más común en la edad media y las mascotas geriátricas. Una fractura también puede hacer que el hueso susceptibles a la artritis después que la lesión se cure.

    Con el frío, también llegan las dolencias del tracto respiratorio. Es muy habitual que se confunda el resfriado con la neumonía, siendo esta última mucho más peligrosa. Cualquier animal con una afección en las vías respiratorias superiores puede contraer bronconeumonía de forma súbita y pasar a una situación muy grave. Para combatir el resfriado se requiere reposo, una buena hidratación, muchos líquidos y mantener la temperatura corporal estable.

  6. Vigila patas y almohadillas. Si tu perro va a tolerarlo, considera ponerle botas de protección para las almohadillas. Esto puede mantener las patas de tu perro a salvo de daños, tales como objetos peligrosos ocultos por la nieve, sal en las carreteras, etc. Además, pueden ayudar a dar al perro un mejor agarre y evitar resbalones en el hielo.

    Al pasear con tu perro cerca de hielo, extrema las precauciones para evitar el deslizamiento. Mantenlo vigilado y asegúrate de que permanece cerca de ti.

    No permitas que corra sobre aguas heladas, pues podría caer al agua sí la capa de hielo es demasiado delgada.

  7. No permitas que tu perro coma nieve o cualquier otra cosa en la tierra. Los objetos peligrosos o sustancias químicas pueden estar ocultos en la nieve. Además, comer nieve puede causar malestar e incluso hipotermia. Siempre tenga agua a temperatura ambiente fresca disponible en todo momento.

  8. Congelación e hipotermia. Si expones a tu perro a temperaturas muy bajas por tiempo prolongado a tu perro, puede sufrir de hipotermia o congelación, que afecta a partes del cuerpo como las orejas, la cola y las patas. Así que si notas palidez, enrojecimiento, aletargamiento o colapso, lleva a tu perro a un lugar caliente.

    En caso de congelación es necesario actuar en forma rápida masajeando con una toalla o tela caliente todo su cuerpo para ayudar a la circulación.

    En caso de hipotermia lo mejor es cubrirlo con una toalla o manta caliente e intentar que beba algún líquido o bebida caliente.

    Asimismo, es necesario tomar la temperatura del animal cada 10 minutos mas o menos y en caso de que ésta no supere los 36,7º, se debe acudir a un veterinario en forma urgente.

  9. Cuidado con el anticongelante (etilenglicol) ¡Es muy tóxico! El anticongelante sabe bien a los animales domésticos, por eso hay que tener mucho cuidado con él, incluso una pequeña cantidad puede matar a tu perro.

    Aunque la exposición a anticongelante es un riesgo durante todo el año, el riesgo es especialmente alto en los meses más fríos.

    El anticongelante se absorbe rápidamente (los signos iniciales aparecen aproximadamente una hora después de la ingestión), y hay una alta tasa de mortalidad. Otras fuentes de este producto químico mortal son: fluidos de intercambio de calor (a veces se utilizan en colectores solares), algunos líquidos para frenos y transmisiones, así como dietilenglicol.

    Los casos agudos (dentro de las 12 horas de la ingestión) a menudo se presentan como si el animal estuviera intoxicado con alcohol: tropiezo, vómitos y depresión son síntomas comunes.

    Los riñones son los órganos más afectados, e incluso si el animal parece mejorar inicialmente con el tratamiento, pueden sucumbir poco después a una insuficiencia renal.

    Este tipo de insuficiencia renal por lo general ocurre entre las 12 – 24 horas después de la ingestión de los gatos, y 36 a 72 horas después de la ingestión en los perros. El éxito del tratamiento depende de un tratamiento rápido. Si sospechas que tu mascota ha estado en contacto con anticongelante, ponte en contacto con tu veterinario inmediatamente.

    Existe una alternativa segura al etilenglicol, se le llama glicol de propileno, y aunque cuesta un poco más que el anticongelante "común", vale la pena la tranquilidad.

  10. Por último… ¿Sabías que la temperatura normal de tu perro es de unos pocos grados por encima de la tuya? ¡El invierno es la época perfecta del año para acurrucarse! 😉

1 Comment

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
themekiller.com