Casas de Acogida

El maravilloso mundo de las casas de acogida

 

¿Qué significa ser Casa de Acogida?

Significa ofrecer a un animal tu hogar, cariño, cuidados, durante un tiempo para su recuperación física y/o psíquica, durante su periodo de vacunación, ó hasta que le encontremos unos adoptantes definitivos.

¿Qué es lo mejor de acoger un perro ó gato?

¡Muy fácil! ¡El amor incondicional que recibirás por su parte!

Pero eso no es todo… Aquí tienes unas cuantas razones más por las que todo el mundo debería de pensar en acoger algún perro ó gato que lo necesite en algún momento de su vida:

  • Ofreces a un animal la oportunidad de VIVIR. No tendrá que enfrentarse a los peligros de estar abandonado en la calle ó en una Perrera
  • Le vas a dar la oportunidad de no pasar frío, ni hambre, de cuidarlo cuando esté enfermo
  • Le ayudarás a superar sus miedos, a darse cuenta de que no todos los seres humanos somos malos. Con tu cariño aprenderá a confiar de nuevo…
  • Le permitirás saber lo que es sentirse querido, y poder vivir en una casa junto a una familia, hasta que encuentre la suya propia

Pero no sólo es una buena experiencia para el animal que acoges… ¡También lo es para ti!

  • Sí no estás seguro de poder comprometerte en cuidar a un animal de por vida, porque nunca has tenido uno, te da la oportunidad de probar para darte cuenta de sí serías capaz
  • El ver cómo un animal que ha sido maltratado ó que está enfermo va superando sus miedos ó mejorando su estado de salud gracias a ti, es una experiencia muy gratificante
  • Disfrutar de la compañía de un animal, es la mejor experiencia que puedes tener

¿Qué debes saber antes de ofrecerte como Casa de Acogida?

Los animales que entran en el Programa de Acogidas suelen tener unas características y necesidades muy claras:

  • Cachorros de biberón: Son cachorros de perro ó gato menores de un mes. Necesitan de muchos cuidados (tomar biberón cada tres horas, estimulación para hacer sus necesidades, …) Es necesario disponer de mucho tiempo para poder cuidarlos
  • Cachorros: Son animales muy activos, que necesitan ser educados, a hacer sus necesidades en la calle (ó en el arenero en el caso de gatos), necesitan ser debidamente sociabilizados, etc
  •  Ancianos: Suelen ser acogidas mucho más largas que las de cachorros ó perros convalecientes, ya que suele ser más complicado encontrarles adoptantes. Por su avanzada edad no es bueno para ellos vivir en un refugio, necesitan el calor de un hogar. La mayor ventaja de acoger un animal anciano, es que son muy tranquilos. Además, aunque sean mayores, aprenden muy rápido las normas de la casa.
  • Animales enfermos ó convalecientes: No suelen ser acogidas largas. Para su recuperación tras una enfermedad u operación.
  • Animales con necesidad de terapia: Suelen ser animales tímidos, miedosos, con algún problema de comportamiento debido en su mayoría a que han sufrido malos tratos. Son acogidas largas, pero las más gratificantes al ver cómo con tu ayuda va progresando, supera sus miedos y vuelve a confiar en los humanos. Van acompañadas de pautas y asesoramiento conductual.

El ser Casa de Acogida es uno de los actos más generosos que el ser humano puede realizar

Pero tenemos que ser conscientes de que más tarde o más temprano, el animal acogido encontrará una familia propia, y tendremos que dejarle marchar…

El despedirse de un animal al que hemos acogido, y que en muchas ocasiones hemos devuelto a la vida, será un momento muy duro, sí… Pero tenemos que pensar que gracias a nuestra generosidad hemos conseguido salvar la vida de ese animal, le hemos encontrado una buena familia, y qué ahora, tenemos la oportunidad de volver a hacer lo mismo con otro que lo necesite.

Pros y Contras de ser Casa de Acogida

Hay algunas “desventajas” que debes tener en cuenta:

Los animales acogidos, pueden no ser “perfectos”, algunos deben ser educados para vivir en una casa (un perro ó gato que ha pasado meses viviendo en una jaula de una Perrera ó Refugio ó que ha vivido mucho tiempo en la calle, puede no tener claro dónde debe hacer sus necesidades)

Otros pueden tener “problemas” de otro tipo: pueden ser ladradores, tener ansiedad por separación, ser animales tímidos, con miedos, pueden saltar sobre las visitas para saludar, ó subirse a los muebles…

Hasta cierto punto, esto dependerá de la edad ó raza del animal acogido, pero puede haber otros problemas de conducta derivados de una mala educación por parte de sus anteriores propietarios.

¡No queremos asustarte! Pero son cosas que debes tener en cuenta…

Por supuesto estas “desventajas” no son nada en comparación con las ventajas:

¡El amor incondiciónal que recibirás por parte de tu acogido!

Además ¿Qué puede haber más gratificante que salvar una vida?

¿Qué implica ser Casa de Acogida?

Recibirás por nuestra parte asesoramiento para la adaptación del animal, resolviendo  todas tus dudas y problemas que tengas y tratamiento médico en el caso de que sea necesario durante el periodo en que esté en tu casa. En algunos casos tú le proporcionarás la comida que necesite, en otros casos (sí necesita comida especial) la pondremos nosotros.

También te mantendremos al tanto de los posibles adoptantes, y tomaremos en cuenta tu opinión sobre cual es la mejor familia para él.

Firmaremos un contrato donde queden reflejadas todas estas condiciones.

¡Tú decides!

La experiencia de acoger a un animal dependerá de la circunstancia del mismo y de la tuya propia.

Acoger a un cachorro puede durar apenas unas semanas, sí acoges a un animal hasta que le encontremos a una familia, puede durar unos meses.

Dependiendo de tu estilo de vida ó de tu casa, puedes acoger el tipo de perro o gato que más se adapte a ti.

Sí vives en un piso pequeño, puede que quieres acoger a un animal mayor, que es mucho más tranquilo, ó a uno convaleciente, que necesita reposo.

Sí no tienes mucho tiempo libre, porque trabajas muchas horas al día por ejemplo, puedes optar por acoger a un gato, que necesitan menos cuidados y atención que un perro.

Sí eres una persona muy activa, puedes acoger a un perro que necesite liberar mucha energía por lo que debe dar paseos largos y hacer mucho ejercicio.

Sí te sientes cómodo trabajando con perros puedes ayudar en la educación de alguno que lo necesite, enseñarle ejercicios de obediencia básica, trucos,…

Y podrás decidir el tiempo que vas a ser Casa de Acogida… Puede ser en verano, durante unas largas vacaciones, o ¡para siempre!

¿Qué pasos debes seguir para ser Casa de Acogida?

Rellena al siguiente formulario y envíanoslo a nuestra dirección de correo AcogidasRYM@GMail.com y nos pondremos en contacto contigo. También puedes escribirnos sí tienes alguna duda ó necesitas más información. 

Formulario para ser Casa de Acogida

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
themekiller.com